Como una nueva especialidad dirigida a estas circunstancias extremas, la psicología de desastres, busca crear profesionales preparados para menguar, en distintos ámbitos del sistema social, la severidad de la hecatombe y sus funestas repercusiones.

El desarrollo de esta ciencia se desenvuelve sobre los siguientes objetivos:

  • Contar con equipos de respuesta inmediata ante calamidades. Lo que supone coordinación con medios de comunicación y transporte
  • Seguimiento de personas hospitalizadas y atención a su entrono familiar
  • Trabajo con los equipos de ayuda para prevenir accidentes en las tareas de rescate y preparación psicológica a los voluntarios
  • En áreas educativas y en lo que tiene que ver con la defensa civil desde el punto de vista psicológico donde se podrán diagnosticar y tratar cuadros de “locura temporal”, intentos de suicidio, comportamientos anómalos

Entre estos comportamientos citaré algunos ejemplos televisados y comentados por el canal de TVN, Televisión Nacional de Chile y otros medios confiables.

  • Mientras que un “bromista” fue puesto en prisión por engañar a la gente gritando que venía un tsunami y provocar el escape de la población hacia los cerros y el paro cardíaco de un “señor mayor”, una adolescente de 12 años, Martina Maturana, salva al menos 700 vidas por su agudeza, decisión y valor en una isla de Juan Fernández (Robinson Crusoe) poco después del terremoto
  • En Concepción la gente toma por asalto una tienda, La Polar, un supermercado, farmacias y las fuerzas del orden se declaran impotentes contemplando, sin reacción, el saqueo
  • Un hombre acaricia a su mujer muerta en un estado de perplejidad que conmueve. Sufre un estado de shock
  • Un paseante que vivió el tsunami en la costa chilena y que sobrevivió no se conforma: “El mar se llevó a mi hijo de 8 años y quiero, al menos, encontrar su cuerpito”
  • No quieren reconstruir Constitución, localidad arrasada cerca de la costa, ya nadie quiere vivir cerca del mar después de esto
  • Otros robaban combustible usando mangueras de las piletas subterráneas de las gasolineras
  • Desde lo alto de un edifico, unos lanzaban cajas al suelo y abajo otros peleaban por tomarlas sin sospechar lo que llevaban dentro

¿Cómo se instrumenta la ayuda psicológica en los lugares afectados?

De acuerdo a las investigaciones realizadas en lo que tiene que ver con ayuda social psicológica en momentos de desastre se ha constado que mantiene la salud de las personas auxiliadas en lo que al estrés se refiere (Cassell, 1976; Cobb, 1976). Se hace imprescindible entonces este tipo de asistencia aunque debería comenzar a pensarse en una educación masiva en estos menesteres como una forma de estar mentalmente preparados ante cualquier eventualidad.

Vale la pena estar entonces preparados, tomando notas de algunas de esta tareas que bien pueden desenvolverlas integrantes del medio, gente solícita que, por estar dentro del conjunto afectado, tendrá opción de contribuir al equilibrio psíquico del conjunto.

La implementación de métodos estratégicos para sobrellevar la vida en momentos difíciles complementa diferentes recursos:

  • Primeros auxilios a personas mentalmente afectadas
  • Utilización de juegos para entretener a los pequeños en los refugios y albergues provisionales
  • Asesoramiento y asistencia durante el duelo
  • Diversas técnicas de relax, ejercicios de “vuelta a la calma”
  • Prevención del Síndrome de Burn – out, es decir la afección que ataca a personas
  • sobrecargadas de trabajo y pocas horas de sueño

  • Los entretenimientos y terapias lúdicas (juegos) se usa también en adultos afectados. La disolución del trauma llevará tiempo pero en estos primeros instantes es más significativa la ayuda y puede “cicatrizar” mejor la herida con estos tratamientos sobre terreno
  • También se trabaja sobre la plataforma institucional comunitaria para la rehabilitación o formación de redes sociales de apoyo y resolución de problemas
  • En lo comunicacional se neutralizan los falsos rumores y se estimula la conversación abierta y esclarecedora

La otra cara de la moneda

Entre la oscura sombra que deja la tragedia, de los mil absurdos que al final llegan a ser una honda crítica del hombre por el hombre, se vislumbra la corriente positiva. Hay una savia geovital que reverdece en la acción cooperativa, organizada, la ayuda como la que Chile recibió del fraterno gobierno cubano.

Un equipo de 27 médicos especialistas en una gama muy diversa, llegaron a Chile con su equipo de salvación. Sin hacer ruido propagandístico, con la humildad que los caracteriza, igual que lo habían hecho en Haití, se movilizaron practicando infinidad de intervenciones, salvando gente, usando sus adelantadas técnicas…

No hace falta que diga, ni siquiera que lo comente más, tan solo basta con publicar este comentario encontrado en la web:

“¡Qué diferencia! Una "dictadura comunista', como califica al gobierno cubano la propaganda del Imperio, sin marines armados hasta los dientes, sin tomarse el control de los aeropuertos e impedir que aterricen brigadas de rescate y alimentos como ocurrió con USA en Haití, se hace presente sin escándalos ni circo televisivos CNN, ni de discursos cínicos, similares a los de Obama… ¡ Viva Cuba solidaria y generosa, y sus médicos héroes, un ejemplo, como el Che!
Sergio Bustamante, Sheffield, Inglaterra”

Luego, podríamos llenar estás páginas de actos de infinita ternura. Padres o madres que se encontraron muertos abrazando a sus hijos llevando este gesto de amor hasta el final, gente solidaria que pese a estar afectada ayudó a los demás, páginas de Internet que se brindaron por completo a la solidaridad (Caso de Revista Democracia) y los héroes, como esta chica suspicaz que ahora es considerada un ángel salvador, y que van a seguir apareciendo.

Estas iniciativas, que traen el alma al cuerpo así como la empatía del ser en el ser, eso que nos sobrecoge o que nos llena los ojos de lágrimas al escuchar una de estas “historias testimoniales del terremoto”, son las que se fortalecen con la madurez psicológica y emocional del ser humano y desde donde se puede organizar la prevención, defensa y fusión de nuestras gentes y naciones.

Acción social como panacea al miedo y a la violación de los derechos

Aunque por desgracia siempre hay quienes, en forma voluntaria o accidental, hacen de carne de cañón, de cobayas circunstanciales, en el trabajo de campo y en la experiencia vivencial de la que aprende la humanidad, al menos debemos servirnos de tal lección para anticiparnos a los mismos problemas secundarios y colaterales que acompañan un “desastre natural”.

Pero no se trata de una medida fácil ni rápida de implementar. Descubrimos varios “agujeros” en el sistema por donde el agua entra a “baldes” en la barca sociocultural en la que vamos subidos. El interés material, la ansiedad del mundo de hoy, las necesidades ficticias, la educación individualista y competitiva, etc. son los obstáculos fundamentales que obstruyen la coordinación de las almas.

Pero para empezar a estructurar una base basta con desarrollar o impulsar los siguientes puntos desde la educación teórica y práctica, formal e informal, local y universal del pueblo:

  • Conciencia de la significación de la vida en comunidad desde la identificación con los semejantes
  • Reconocimiento del ser en un medio desequilibrado por los abusos y la firma decisión de revertir este proceso
  • Estudio de las amenazas a esta noción de unidad por parte de las visiones confundidas por falacias, sectarismos o elitismos explotadores
  • Revisión de los valores, de los motivos y estímulos de vida en una crítica genuina al darvinismo social que impera en nuestras comunidades
  • Propulsión de relaciones cooperativistas, asociaciones simbióticas, independencia ideológica y solvencia en el juicio y criterio en la toma de decisiones
  • Recuperación de la opinión por medio de la cultura. Participación social y democrática
  • Talleres abiertos de prevención, capacitación a los jefes de familia (Al menos un integrante de cada familia) en desastrología, trabajo técnico para resistir con equipos de comunicaciones autónomos y otros afinamientos científicos como la detección de temperaturas subterráneas o submarinas con radares
  • En este sentido podría servir la web como canal educativo, de la misma manera que este blog lo hace, muchos bloggeros y comunicadores de la red de internet podrían reorganizar trabajos conjuntos desde la redes sociales
  • También debería el pueblo sumarse a las tareas de seguridad y contención del crimen, aunque la “merma” o “achicamiento” de la delincuencia debe venir ganando terreno por dentro de las personas, generando conciencia propia más que reprimiendo algo que no debería haber salido nunca
  • Deben reclamarse penas duras para los oportunistas cuando se ha probado de abusos injustificables
  • Así mismo los presos deberían recibir clases de salvataje de manera que en lugar de convertirse en una amenaza servirían en la ayuda reduciendo sus penas por cada hallazgo de personas vivas y controlando a delincuentes espontáneos nacidos de la “trágica ocasión”
  • Va a ser crucial encontrar eco en las instituciones gubernamentales y disponer de una comisión de propaganda para generalizar las soluciones halladas y las decisiones tomadas por las directivas de estos bloques de ayuda
  • Constituir un fondo internacional para ayudas a cualquier país de la región desde una gestión trasparente y cabal
  • Acceso a los medios de comunicación existente para conducir a sitios y direcciones donde la democracia y la fuerza del pueblo unido sea la protagonista

Hay mucho por hacer y esa es una tarea en la que estamos todos comprometidos, una tarea apasionante y que pondrá a prueba el ingenio, la razón y la capacidad de “enderezar” el camino hacia el paraíso en la tierra.

Puntaje: