Hipotecas
Hipotecas

Barack Obama está convencido de que se puede ayudar aún más a las familias estadounidenses que luchan por salir adelante, por ello lanzó varias medidas para contribuir al refinanciamiento hipotecario de familias con problemas económicos, entregando además garantías federales de que sería así.

En un acto realizado en Nevada, Obama aprovechó de decir lo que le parecía la inacción del Congreso en este tema, señalando que “estoy aquí para afirmar que no se puede esperar más a que el Congreso inoperante haga su trabajo”. El presidente estadounidense lamentó que el Congreso no sienta como la gente que tiene problemas, aunque lo atribuyó a que la “urgencia” no existe en sus vidas.

Se alarga el plan HARP

El conocido como plan HARP (Programa de Refinanciación Asequible de Casas por sus siglas en inglés) pretende alargar los plazos de refinanciación, mejorar las condiciones para acceder a éste y hacer desaparecer los costos de los préstamos entregados por instituciones como Fannie Mae.

El discurso se desarrolló en Nevada por una razón importante, es el sitio más golpeado por la crisis y desde 2008 los precios comenzaron a caer sin poder recuperarse hasta la fecha, donde aún se está un 50% por debajo del valor observado hace 3 años.

El gran problema que tiene el actual plan de refinanciación es que se exigen demasiadas condiciones para postular a él, donde destaca en sobremanera el hecho de no haber sido depreciada la propiedad en más del 25% de su valor. Ahora se intenta cambiar estas condiciones y permitir que un millón de familias acceda al beneficio.

Obama hace gira para promocionar su plan de empleo

La gente de Estados Unidos está aburrida de ver cómo Obama dice una cosa y el Congreso otra, pues en el intermedio son ellos los que sufren los embates de una economía tan frágil como la estadounidense. Por ello, Barack Obama se decidió a “vender” su propio plan de empleo entre la gente con la consigna “…con el Congreso o sin él, ayudaremos a la gente”.

Puntaje: