Barack Obama
Promulgación de la Reforma Financiera en Estados Unidos

La gran reforma financiera de Estados Unidos ya es ley desde el miércoles 21 de Julio, momento en que Barack Obama pasará a la historia también por terminar con el financiamiento de Wall Street a cargo de los contribuyentes, según dijo el mismo presidente. Ante muchas quejas en el proceso de tramitación, Obama señaló que esta reforma contribuye a la innovación y no perjudica a nadie.

Wall Street tuvo una participación privilegiada en la crisis económica que se vivió en el año 2008, por ello la nueva reforma ya convertida en ley, pone atajo a cualquier irresponsabilidad como la cometida por los corredores en Washington. El hecho de que algunos sectores se aprovecharan de las debilidades del sistema financiero viejo y arcaico que se tenía, provocó un descalabro que pagó la economía en su totalidad, por ello esta reforma traerá transparencia y simplicidad a los préstamos y tarjetas de crédito.

En la audiencia que se realizó en el edificio Ronald Reagan (Washington), estuvieron presentes dos de los grandes responsables de la aprobación de la reforma financiera, el senador Christofer Dodd y el legislador Barney Frank.

Características de la Reforma Financiera

Las características principales de esta reforma brillan por la capacidad de desmantelar compañías que puedan significar un riesgo para toda la economía estadounidense, dará origen a una entidad que se preocupará de velar por los derechos de los consumidores y estudiará el proceder del gran y complejo sistema financiero norteamericano, dando prioridad al mercado de derivados.

Las nuevas noticias sobre la reforma actual, están enfocadas en la creación de un consejo de 10 miembros, que tendrá por deber supervisar cualquier tipo de problema financiero del cual adolezca el sistema. Para todas las empresas grandes o compañías, el Departamento del Tesoro tendrá facultades para imponer regulaciones más altas y especiales, cuestión que es inédita hasta ahora.

Los reguladores del sistema financiero estadounidense, tendrán capacidad suficiente como para liquidar a instituciones financieras que amenacen al sistema financiero, sin embargo, siempre éstas se orientarán a reaccionar sólo ante amenazas fundadas. Ante la posibilidad de riesgos, todas las empresas que vendan títulos de respaldo para hipotecas tendrán que aumentar su nivel de reserva como resguardo.

La nueva Oficina de Protección Financiera del Consumidor, será independiente, pero aún así dentro de la Reserva Federal.

Consecuencias de la reforma de Obama

Uno de los que no calló sus críticas fue el legislador Spencer Bachus, quien es además el republicano con mayor rango en el Comité de Servicios Financieros (Cámara de Representantes), el que aludió a Obama señalando que con esta reforma el Gobierno tomo el control de la economía del país, añadiendo que con esta reformulación financiera, podrán los reguladores crear toda la incertidumbre que quieran por un período indefinido.

Aunque Europa está pasando por su propio problema financiero, ha participado del debate por medio del Comisario europeo de Mercado Interior y Servicios –Michel Barnier- quien dijo que se valora de muy buena forma la reforma estadounidense y que Europa tendrá la propia pronto. Luego del comentario, se añadió que el sistema financiero Internacional y de Estados Unidos contará con toda la ayuda de Europa.

Afortunadamente para Norteamérica, estos acontecimientos (reforma financiera), son parte de los compromisos adquiridos en la reunión del G-20, donde los europeos también prometieron actuar con firmeza y contundencia a la hora de acabar con esta crisis mundial.
Como un acto de protección para los consumidores, depositantes e inversores, la Comisión Europea presentó varias propuestas para supervigilar mejor las agencias de calificación del riesgo.

Puntaje: