asesino de nueva zelanda

El extremista de ultraderecha que el ultimo viernes 15 de marzo perpetró una matanza en dos mezquitas de Nueva Zelanda donde asesinó a sangre fría a 49 personas, fue presentado este sábado 16 de marzo ante un tribunal de la ciudad de Christchurch como culpable de asesinato múltiple.

El australiano Brenton Tarrant, de 28 años, esposado y vistiendo una camiseta blanca de detenido, oyó serenamente la lectura de los cargos en su contra mientras giraba de vez en cuando mirando a los medios de prensa presentes en la corte. La breve audiencia se realizó a puertas cerradas por motivos de seguridad y al culminar la misma, Tarrant no solicitó fianza y se determinó que permanecerá en prisión hasta su próxima comparecencia el 5 de abril.

En la parte externa de la corte donde se llevaba a cabo la audiencia era posible ver a un contingente de agentes de élite fuertemente armados que resguardaban la seguridad del proceso. En una de las puertas de acceso se hallaban los hijos de una de las victimas de la masacre quienes exigían justicia para su padre.

Es asqueroso, el sentimiento es asqueroso. Eso va más allá de la imaginación.

Los hospitales han reportado a 42 personas, incluyendo un niño de 4 años de edad, que vienen siendo atendidas a causa de las heridas sufridas durante el ataque de Tarrant.

En tanto, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, reveló este sábado que entre las víctimas se hallan ciudadanos de Turquía, Bangladés, Indonesia y Malasia.

Ley de armas

Ardern precisó durante una rueda de prensa que el presunto asesino tenía reunido todo un arsenal y que portaba permiso de posesión de armas, ante lo cual anunció algunas reformas a este reglamento.

Puedo decir que nuestras leyes sobre las armas van a cambiar.

Condena mundial

El hecho sangriento suscitó una ola de condenas a nivel mundial, desde el Papa Francisco hasta el presidente estadounidense Donald Trump, este último calificó el acontecimiento como una “horrible masacre”.

Gente inocente ha muerto de forma insensata.

En Australia, el Primer Ministro Scott Morrison también se refirió al acusado de la matanza.

Es un extremista de extrema derecha, un terrorista violento.

Manifiesto racista

Pocas horas después de la masacre, la policía descubrió que el asesino había transmitido en vivo el ataque con una cámara colocada en su casco, por lo que las autoridades pidieron inmediatamente evitar compartir tales videos. Antes de su acción criminal, Tarrant publicó en Twitter un manifiesto racista de más de 70 paginas titulado “El gran reemplazo”, el que hace alusión a una teoría originada en Francia según la cual los pueblos europeos son reemplazados por poblaciones no europeas inmigrantes.

Las dos mezquitas atacadas fueron la de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, donde murieron 41 personas, y la de Linwood, en las afueras de la ciudad donde perecieron 8 personas, una de ellas en el hospital a causa de sus graves heridas