Leopoldo lopez declarando entrevista
Leopoldo López

El líder del partido político Voluntad Popular, Leopoldo López, afirmó en una entrevista concedida a EFE este jueves que la intervención militar en Venezuela es una opción que sigue presente entre la oposición al gobierno de Nicolás Maduro, debido a que es una alternativa legal que contempla la Constitución.

Nosotros no descartamos ningún escenario que esté dentro de la Constitución y la Constitución prevé que esa es una posibilidad. Espero que no tengamos que llegar a ese punto, pero no lo descartamos, porque es constitucional, porque la libertad es la condición para todo lo demás.

López, quien permaneció bajo arresto domiciliario hasta el último 30 de abril en que fue liberado por militares rebeldes, considera que mientras no se conquiste la libertad no se solucionarán los problemas del país.

Y seremos los venezolanos que lograremos el cese a la usurpación. Hay que agradecer y reconocer al apoyo que hemos recibido de la comunidad internacional. El presidente Juan Guaidó ha sido reconocido por 58 países. No ha habido una coalición internacional a favor de una causa de liberación con tanto apoyo internacional desde la segunda guerra mundial.

Asimismo, el líder de la oposición venezolana aseguró:

No hay nada que impida utilizar las herramientas legales constitucionales para intentar lograr la libertad, porque la libertad en Venezuela se mide con muertes (…) (porque) cada día que pasa es un día en el que mueren niños por desnutrición, personas en hospitales, por la inseguridad.

Sobre el apoyo con el que cuenta la oposición entre los militares, López ha destacado que en gran parte los hombres de la Fuerza Armada están al lado de la causa opositora.

Aunque sostiene que la intervención militar no está del todo descartada, él sugiere que esta solo sea en caso extremo.

Tiene que ser un proceso pacífico que no recurra a la violencia, pero tiene que contar con la fuerza del pueblo y de los militares.

López también se animó a especular sobre lo que pasa en el entorno del dictador Nicolás Maduro.

Hoy Maduro no puede confiar ni en quien le sirve el café. Él sabe que su propio entorno quiere que él salga, sabe que su propio entorno está en conversaciones con nosotros en todos los niveles, y él sabe que tiene que simular que tiene control.