4 datos que grafican el racismo en Estados Unidos

El asesinato del ciudadano afroestadounidense George Floyd ha sacado a flote las serias desigualdades que existen entre blancos y negros en Estados Unidos.

Racismo en Estados Unidos
El actor, presentador y cantante Nick Cannon compartió una foto de su participación en las protestas en Minneapolis el 30 de mayo de 2020 por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía Fuente: @nickcannon / Instagram

La ola de protestas en Estados Unidos mantiene a decenas de ciudades en estados de alerta y toque de queda. Lo que comenzó como una manifestación por la muerte del afroestadounidense George Floyd bajo custodia policial en la ciudad de Minneapolis se ha convertido en un estallido nacional. Muchos manifestantes dicen estar furiosos por la diferencia de oportunidades y trato a los que están sometidos los negros en Estados Unidos. En este artículo destacaremos cuatro datos que ilustran la discriminación y desigualdad social que viven los afroestadounidenses.

1 Más muertes bajo custodia policial

La imagen que incendió las calles de Estados Unidos fue la de un policía blanco poniendo la rodilla sobre el cuello de George Floyd. El policía en cuestión está en prisión acusado de homicidio, un caso de violencia policial que suena a historia repetida en Estados Unidos, donde según las estadísticas, hay más probabilidades de morir bajo custodia policial o ir a prisión si eres negro. Según los datos de la ONG Mapping Police Violence, en Estados Unidos en 2019, 1.099 personas murieron bajo custodia policial y de ellos el 24% fueron personas negras; esta cifra es desproporcionada para un país como Estados Unidos donde los afroamericanos representan el 13% de la población.

2 Más presos afroestadounidenses

Esta misma desproporción la muestran las cifras de la población carcelaria en Estados Unidos, donde los negros representan el 33% de la población condenada en las prisiones, mientras los blancos en Estados Unidos que son el 64% de la población, representan el 30% de los presos. Esto quiere decir que por cada 100.000 adultos negros hay más de 1.000 presos afroestadounidenses en comparación con los cerca de 200 encarcelados por cada 100.000 blancos.

3 Más golpeados por el coronavirus

Pero el caso de George Floyd no ha sido el único que ha encendido los ánimos de la comunidad afroamericana en Estados Unidos en los últimos meses. Los datos de la pandemia del coronavirus en el país más golpeado por el virus en el mundo reflejan que la población negra está siendo, por gran diferencia, la más perjudicada y esto es algo que ha puesto en evidencia, según sociólogos y médicos, el racismo sistemático de años, porque las comunidades más golpeadas ahora son también aquellas que ya tenían condiciones de salud subyacentes como diabetes, asma y obesidad y, en muchos casos, mal tratadas.

En Estados Unidos el 50% de los afroestadounidenses tiene más probabilidades de tener una enfermedad del corazón que una persona blanca y 40% son más propensos a morir a una edad temprana de cualquier causa, según estudios de Centers for Disease Control and Prevention. Y esto está muy ligado al hecho de que el 19% no tiene acceso a la salud simplemente porque no tiene cómo pagar.

Por eso, para muchos estadounidenses, las estadísticas del coronavirus no fueron una sorpresa. El 33% de las personas hospitalizadas por el virus son afroamericanas, y en ciudades como Chicago los negros representan la mitad de todos los casos de coronavirus en la ciudad y casi el 70% de las muertes, a pesar de representar el 30% de la población. Una disparidad muy similar se encontró en otras ciudades como Detroit, New Orleans o Milwaukee, es decir que el desigual acceso a la salud está relacionado con otro factor clave: los ingresos más bajos.

4 Ingresos más bajos

En Estados Unidos ser negro significa, según las estadísticas, que tienes dos veces más probabilidades de ser pobre y, además, en las últimas décadas, las diferencias de ingresos de hogares blancos e hispanos y los negros ha crecido. En 2018 el ingreso medio de un hogar negro fue de 51.600 dólares, mientras que el de un hogar blanco fue de 84.600 dólares, según datos de Pew Research Center. Es decir, los hogares afroestadounidenses ganan de media alrededor del 61% de lo que ganan los blancos, y esta diferencia es aún más grande en Minneapolis, la ciudad donde estallaron las protestas, a pesar de que Minnesota, el Estado al que pertenece la ciudad, ocupó el segundo lugar en 2018 en la lista de los mejores Estados para vivir y estuvo entre los últimos lugares del ranking que mide la brecha racial en cuanto al nivel de empleo y de ingresos.

Todos estos datos ilustran la discriminación y la desigualdad que viven muchos afroestadounidenses y que están como telón de fondo de los que ya han sido considerados como los peores disturbios desde la muerte de Martin Luther King.