Calles de Nueva York
Calles de Nueva York

Distintas encuestas realizadas a los hispanos en el último tiempo demuestran que la percepción de éstos respecto de las crisis es que han salido más perjudicados que el resto de grupos étnicos, al menos así lo revela el estudio de Pew Hispanic Center y el comentario de Mark Hugo López – coautor del estudio.

La debacle económica vivida en Estados Unidos, que comenzó en el 2007, representa un gran dolor de cabeza para los hispanos pues éstos consideran (54% de los encuestados) que han salido más perjudicados que el resto. Los estudios demuestran que la percepción de los latinos en general es mala, tanto en lo personal como en lo financiero y eso se ha dejado notar en cada encuesta realizada.

Los resultados de la encuesta revelan que mientras el 54% de los hispanos se siente más afectado, el 38% considera que afectó a todos por igual y el 5% que los afectó menos. Es interesante considerar que el 59% de los consultados tiene algún familiar desempleado o derechamente no tiene trabajo, el 75% encuentra que sus finanzas están “bien” o “mal” el 49% reconoció haber cancelado o retrasado compras importantes durante el 2011.

La verdad de la encuesta y el problema latino

Intentando encontrar un argumento para la opinión de los hispanos en general a la encuesta realizada por Pew Hispanic Center, encontramos consideraciones sólidas respecto de su desazón. Uno de los motivos importantes por los que la población latina se siente “golpeada” por sobre otras etnias en Estados Unidos se basa en representar el 16% de la población y ser analizados por la gran mayoría de las medidas de bienestar del país del norte.

Los 50 millones de latinos que se encuentran en Estados Unidos han vivido la brecha que existe entre ellos y el resto de la población, cuestión que ha sido respaldada por estudios del Gobierno donde se detalla que las diferencias se han incrementado desde el 2005, momento en que la crisis inmobiliaria comienza a originarse.

Antecedentes sobre el sentimiento negativo de los hispanos también se hallan en el porcentaje de desempleo, el que llegó al 11% en el 2011 y comenzó en un 6.3% en el 2007, mientras que el índice nacional de desempleo pasó de un 5% a un 8,5% en el mismo periodo.

Dentro de los aspectos rescatables de la encuesta está el que la mayoría de los consultados (67%) mira con mucho optimismo el futuro económico latino, pensamiento que a nivel nacional sólo se deja sentir en el 58%.

Puntaje: