Errores en la redacción de textos digitales para el sitio web de la compañía
Foto cortesía de inkerbelle

En la actualidad, uno de los medios más utilizados para publicitar servicios, presentar portfolios y currículos, e incluso conseguir nuevos clientes, es Internet. De hecho, según recientes estudios llevados a cabo por Proclientia, los clientes prefieren recibir ofertas por medio del correo electrónico, hecho que ha vuelto tanto más prácticas las campañas de publicidad empresariales.

Desde hace ya algunos años, la mayoría de las compañías han incorporado el uso estratégico de Internet por medio del Email Marketing y la creación de un sitio web, como su carta de presentación, como el rostro de su compañía. Pero junto con una nueva herramienta, suelen surgir también nuevos inconvenientes: uno de los problemas más comunes que se presenta en este ámbito, es la falta de una escritura atractiva y persuasiva, es decir, el contenido web suele presentar problemas a la hora de seducir a un cliente, explicarle claramente las características de los productos y servicios, e incluso de los procesos de trabajo.

Veamos entonces, algunas de las fallas más comunes en la redacción del contenido de un sitio web, para no desperdiciar la posibilidad de aprovechar este interesante canal de comunicación:

No organizar la página

Es un error muy común no organizar a consciencia los elementos y categorías de la página. Hay que pensar algo muy simple: el lector busca averiguar determinada información y hay que darle acceso a ella de manera directa. La página debe dividir en categorías la historia de la empresa, los productos y servicios, los precios (hay quienes prefieren no detallarlos), el portfolio, los datos de contacto y no deben faltar fotografías que acompañen todo lo anterior. Así, cuando el lector desea conocer cierta información, solo deberá hacer click sobre una categoría específica y al instante podrá saciar su curiosidad, todo lo cual, lo acerca cada vez más a una decisión de compra.

Trasladar los textos de folletos a la web

Si la compañía no cuenta con redactores ni correctores en su plantilla, lo más común es que junte los folletos publicitarios, informes anuales y catálogo de productos e intente llevar ese conjunto de textos a la web. Pues se trata de un error muy grande ya que una persona frente a una computadora no lee de la misma forma que lee una revista o catálogo. La lectura del contenido digital es mucho más rápida y dispersa, el usuario de Internet tiene la posibilidad de acceder a tantas posibilidades diferentes, que chequeará infinidad de sitios web en busca de lo que necesita. A dicha competencia, vale sumarse con textos breves, claros, muy explicativos, que no confundan ni aburran y que resalten las palabras claves. Algunos consejos útiles para redactar:

  • Escribir frases cortas
  • Utilizar títulos y subtítulos, separación del texto en párrafos y también en páginas
  • Recurrir al uso de viñetas (hacen más fácil el recorrido de la vista por el texto)
  • Utilizar enlaces (links) para agregar la información necesaria desde otro lugar

No cuidar el estilo y tono del texto

Más allá de que el contenido digital de la página deba ser formal, no hay que caer en un tono impersonal. El lector se sentirá más a gusto frente a un texto de tono optimista y personal, que recurra a frases escritas en tiempo presente y que destaquen el "poder hacer" y capacidad de solucionar problemas, de la compañía.

Conociendo los errores más comunes en la redacción de un sitio web, éstos podrán evitarse, el resultado de dicho trabajo será mucho más fructífero y podrá reflejarse en el aumento de consultas por parte de potenciales clientes y con suerte, en el aumento de la cartera de clientes.

Puntaje: